Grufesa es una pasión: la de convertir la fresa en una experiencia única. Por ello hemos apostado decididamente por especializarnos en ella, porque sólo de este modo podemos entender sus secretos y obtener la máxima calidad

La pasión de convertir la fresa en una experiencia única

Grufesa es una pasión: la de convertir la fresa en una experiencia única. Por ello hemos apostado decididamente por especializarnos en ella, porque sólo de este modo podemos entender sus secretos y obtener la máxima calidad.

 

Este es el impulso que nos mueve desde 1983, cuando un grupo de agricultores puso la semilla de la actual Grufesa, una productora y comercializadora referente en el sector fresero onubense. Con 40 socios, en Grufesa trabajamos cada campaña para llevar al mercado una fruta en la que somos expertos: la fresa. Ponemos a disposición del consumidor más de 26.000 toneladas de este fruto rojo, que crece en nuestras 500 hectáreas de cultivo.

 

Grufesa es un agente de riqueza y desarrollo para su entorno, impulsora de la economía en la región para más de 3.000 personas, a las que hay que sumar los empleos indirectos.

 

Grufesa cultiva una fresa de extraordinaria calidad capaz de embaucar más allá de cualquier frontera. Está presente en buena parte de Europa –Inglaterra, Francia, Alemania, Irlanda, Portugal, Suecia, Dinamarca, Suiza, Holanda, Italia, República Checa, Hungría, Bélgica, Austria y Polonia–, en Rusia y en Panamá.