Grufesa usa la última tecnología al servicio del medio ambiente

Grufesa usa la última tecnología al servicio del medio ambiente

Grufesa está aplicando la última tecnología para producir fresa y cuidar al mismo tiempo al medio ambiente. Un punto de control ubicado en el campo permite a la cooperativa medir la humedad del suelo para ofrecer a la planta sólo el agua que necesita. Estos datos (alarmas, actuaciones de riego, registros, etc.) pueden ser consultados a tiempo real y descargados por el agricultor en cualquier dispositivo conectado a Internet.

“Ser sostenibles nos permite ser más competitivos, cuidando el entorno y ofreciendo la fruta más natural. Por ello nos decidimos a implantar en el 100 % de nuestras hectáreas el sistema IG4”, explica el técnico de la cooperativa, Manuel Jesús Martínez.

El punto de control está compuesto por sondas de humedad, data-loggers para el almacenamiento de datos (es posible registrar lo que sucede cada minuto) y se transfieren a un ordenador o PDA. Además, lleva instalados sensores para medir la temperatura ambiental, la humedad relativa, temperatura del suelo, radiación solar, pluviómetros, anemómetros (para el caudal y la velocidad del aire), entre otros. Finalmente, los caudalímetros miden el agua consumida en la parcela o sector de riego que está siendo monitorizado.

Las sondas, tres de humedad y una de temperatura de suelo, envían una señal de radiofrecuencia al suelo para medir la humedad del terreno. Los datos de los diferentes sensores se almacenan continuamente en el servidor para ser enviados al agricultor.

Fertilización. Conociendo previamente factores como el agua de riego, el suelo donde se cultiva, el sistema de riego que se utiliza, el estado de la planta y la instalación de la que se dispone, es posible aportar los nutrientes que la planta precisa a través de una solución fertilizante (equilibrada y estudiada según el tipo de planta, el terreno y el agua). El sistema IG4 realiza, tras la toma de muestras, un control de los nutrientes que toma o no la planta y corrige la aplicación si fuese necesario. “El control del agua y los nutrientes es esencial, sobre todo en la zona en la que nos situamos, en pleno entorno de Doñana”, ha concluido Martínez.

FacebookTwitterGoogle+PinterestEmail

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>